14 abr. 2011

JABON DE ARCILLAS Y ALOE VERA

Este jabón es ideal para pieles con acné, puntos negros, poros abiertos, espinillas, y pieles grasas. No reseca la piel, ya que he he sustituido el agua por pulpa  de aloe vera, directamente extraida y exprimida de la planta, además, lleva gel de aloe, karité y por supuesto arcillas verde y roja. Huele a azahar.



La arcilla verde tiene un gran poder de absorción, limpia las impurezas de la piel, es astringente, antibacteriana, purificante, antiinflamatoria, y muchas propiedades más. La arcilla roja además tiene propiedades cicatrizantes.

Sobre el aloe qué decir, yo particularmente me rindo a sus pies. Penetra en las tres capas de la piel: la epidermis, la dermis, la hipodermis, y expulsa al exterior las bacterias y los depósitos de grasa que taponan los poros de la piel. Dado que és un importante regenerador celular, cicatrizante, tonificador, ayuda a evitar las arrugas prematuras y retrasa la aparición de las propias de la edad.

La manteca de karité  actúa recubriendo la piel con una película invisible que evita la deshidratación y la protege de las agresiones externas, como el sol, el viento o los cambios bruscos de temperatura. Es muy eficiente en la regeneración de la piel, calma las pieles irritadas, es el más efectivo de los antienvejecimientos que existen en la naturaleza.

No hay comentarios: